Angoscia


Asoleada por la luz del río
y cubierta de mármoles de sol
llega a mí la nostalgia fina
de vivir sin haber vivido

de ser un ópalo divino
un cristal, un crisol,
recipiente finamente pulido
por las aras turbias del pasado,

de ver la muerte de lo conocido,
de las naciones sobre el mar,
pero no de mi cantar herido
ni del incendio limpio de tu voz.

Quiero ser gaviota o cisne
del reflejo de la luz sobre tus ojos,
construir una tierra que resiste
y anidarme en la paz del horizonte,

y que toda la gente ahonde
en la empatía por los caídos,
por las vencidas, por los extraños,
y por todas las madres piadosas,

y no creer en que ser amado
es la última voluntad de las cosas
sino compartir el amor por la vida
y no rendir ya culto al dolor.

Impactos: 8