“El Hombre Que Despertó” – Toma Cuatro

El hombre que despertó era un profesor de ciencias de preparatoria apasionado por la filosofía y la enseñanza. Todos los días, dedicaba su tiempo en el aula a desentrañar los secretos del cosmos para sus alumnos, cautivándolos con sus palabras.

Un día, mientras se preparaba para una lección sobre la expansión del universo, de repente tuvo una sensación peculiarmente convincente de que era uno con todo lo que es. Como si pudiera sentir la energía de cada estrella, planeta y cada ser vivo corriendo por sus venas.

Al principio,  se mostró escéptico, pero a medida que pasaban los días, descubrió que la sensación se hacía más fuerte. Comenzó a ver el mundo de una manera completamente diferente y experimentó una profunda sensación de paz y comprensión que nunca antes había experimentado.

Fascinado por su vínculo cósmico recién descubierto, el hombre diseminó con entusiasmo sus revelaciones  a sus estudiantes. Unas veces se sentía electricista, explicándoles el vasto y poderoso sistema de cableado de todo lo que existe, mostrándoles cómo cada uno era un interruptor de luz conectado a la misma fuente de energía.

Pero la mayoría de las veces era un poeta de lengua inglesa tratando de decir lo que nunca se puede decir en esa o en alguna otra lengua:

«The universe is vast and grand,
So many galaxies we can’t understand.
From the smallest speck of dust,
To the far off stars we must trust.
We live and breathe in this place,
In it beauty and its grace.
The world around us gives sustenance,
To thrive on this earth a miracle of its own sense.
The universe depends on us as much as we depend on it too,
But keep in mind the balance between me, you and the universe, it’s all you!”

The wordless experience takes flight,
Union with God that is seen, heard and felt.
Force that unites us beyond melt.
Warm and comforting hug, feeling inexplicable.
Connection that transcends time and space,
Divine Fire that burns in the inscrutable
And between labyrinths that people weave in their minds
There is a door for the one who is never absent
that leads to the source from a sacred wall,
Where God awaits us to answer the call.

The universe is like a tapestry
Woven from threads of energy
Each star and planet a shining gem
In a pattern we cannot comprehend
But though it may seem vast and grand
We are a part of it, you understand?
Our bodies, our minds, our very souls
Are connected to the whole
We are all one, in the grand design
The universe and all of mankind
Inseparable, forever entwined
In the cosmic dance of space and time.

Total que lo acusaron de tener complejo del mesías y lo encerraron en el loony bin.

The End.