Verborragia cuidada

 

Cuida de las palabras

antes de mandarlas al éter,

plasmarlas en un envío

y que su existir sea permanente.

 

Los idiomas de la sabiduría

se concentran en la retorica,

en subversivos discursos vainilla,

elevados al entendimiento armónico.

 

Para la efectividad del pensamiento

es menester plasticidad en la lengua,

compartir y comentar con precisión,

coherencia que supere lo visceral.

 

Articular volutas floridas

mediante la flor y el canto,

cultivadas en la poética, en la estética,

en un espiral de elocuente oratoria.

 

Con reserva se debe comunicarse,

advertir la semiótica del otro,

desde el interior descodificar

una respuesta desde su origen.