Mi Mente Versus Mi espíritu

Ella nunca tiene suficiente
tiene miedo de no saber
desea conocer, entender, controlar,
confunde puntos de vista con la verdad
sus pensamientos fragmentan la realidad en piezas conceptuales
cada vez que miro atento a mi mente
¿quién realmente la está mirando?
percibida y perceptor, curan su separación
sin pensar, se entra en otra dimensión
y una palmera  se vuelve una maestra
de paz y Quietud

mi mente, pantalla de conceptos
desesperada por volver a controlar
interpretar, comentar, etiquetar
agolpa en mi frente un torrente
pensamientos compulsivos
para no estar  en el ahora
con el eco de mi voz
recorre dogmas que son palacios
que son prisiones
y me dice “yo sé” “así son las cosas”
a menudo le creo y me identifico con ello

vuelvo a caer en el sueño
mis pensamientos absorben mi atención
me hacen sentir  que son “yo”
¿qué será de mi si dejara de pensar?
más la palmera Ahora danza al viento
percibo esa maestra entregada a la vida, sin pensar
con el pecho, con los pies, con los brazos y las manos, con las piernas, las caderas, con el sexo
conectar
la palabra unidad
con profundidad

salir por un instante
del contenido que mi mente regurgita
y volverme vida, no contenido, tan solo vida
espacio en el que ocurren las cosas
yo soy Ahora, yo soy
más allá de mi nombre, de mi forma,
mi historia
yo soy Ahora, en plenitud
y no el que mira una palmera
ni mi mente
sino simple espacio
donde la forma y los contenidos danzan
espacio vacío
donde la Vida toma prestados estos ojos
y se percibe a sí misma
sin interpretar