Tres notas de Periodismo de investigación

1.- Una expedición de ‘cazadores de tesoros’ encontró la Torre de Babel, aunque bastante deteriorada. La vendió al mejor postor. Una vez ‘ahí’ con presupuesto apócrifo internacional se le rodeo de tecnología, y se reprodujo en nano chips que se inyectaron en las cadenas genéticas de los seres humanos que nacieron en este tiempo. Los resultados pueden verse a simple vista.
2.- Unos estudiantes de la mejor universidad del mundo de ingeniería y tecnología de la actualidad, era de la investigación cuántica, de la experimentación de la relatividad en el espacio, de la nano tecnología. Demostraron que la tercera de Ley de Newton es más utilizada que todas las leyes usadas en las investigaciones arriba expuestas. Si se quiere saber todos los ejemplos, puede leer el artículo completo, ahora cito solo uno de ellos: Una arma de última generación lanza millares de esquirlas, que llegan a cada mente con una precisión milimétrica, con la instrucción de suicidarse; reaccionando contra otra arma que puede activar millares de genes, cuya función es despertar la conciencia, y se llama redes sociales.
3.- Un reciente descubrimiento, clasificado hasta ahora, afirma que en la nube de radiación que se va extendiendo por todo el planeta, hay un componente que hace que se vayan diluyendo los secretos por donde pasa; hasta que un día no muy lejano lleguen a desaparecer. Se ha comprobado en la actualidad que ya no hay posibilidad de encontrar algo secreto, ni sociedades, ni recetas de cocina, ni trucos de magia, etcétera, pues, siempre hay alguien que devela el secreto de ello en la red. También, las personas se están volviendo incapaces de guardar secretos. Efectos de esa nube de radiación. Termino esta nota con una frase que alguna vez fue secreta: “Quien revela los secretos, pierde el crédito, no encontrará jamás amigo íntimo.”