Teoría del silencio

 

Voces que se vuelven mudas,

de forma peculiar omitidas,

fenómeno que afecta a pocos,

puede dañar a toda voz.

 

El silencio se posa en la garganta

creado por el ruido de los demás,

bulla ensordecedora de la mayoría

acalla el habla de locos.

 

Absurdo luchar contra lo establecido,

pensar que la opinión es escuchada,

que presten un poco de atención

quienes tienen todo a su favor.

 

En el escándalo se pierde el sentido,

de más está una silaba, un balbuceo,

cada intento de hablar es opacado,

entre el estruendo nada se oye.

 

Si se tiene algo que decir,

decirlo y callar para siempre,

que la mayoría lo ignorará,

la opinión será enmudecida.