“TE INVITO”.

“TE INVITO”.

Amor mío, amor mío,
te invito a pasear un rato,
al estilo de antaño,
de mano sudada,
y, chaparon a lado,
y, así sirve,
que no se acerque ni un extraño,
iremos al parque y luego al teatro,
a la salida te compraré un helado,
yo invito, pues no soy tacaño,
te traeré de vuelta temprano,
para evitar cualquier regaño,
nada de sexo, nada de llanto,
todo con respeto,
me invitarás a tú casa un rato,
cuando me vaya,
te daré un beso en tú hermosa mano.

Jorge Díaz Duarte.