Quique y sus compañeros

Quique y sus compañeros
En el Congreso de la Asociación Mundial de Energía, se reúnen media decena de personas en torno al café y galletas.
Augusto
Ya era necesario que nos dieran el descanso. Muero por un café, me estoy durmiendo.
Roger
No eres el único, Augusto, ve a la fila.
Coral
Ya quiero mis vacaciones, tengo tantos pendientes en mi casa que no se por dónde empezar.
Ruth
A mí me pasó lo mismo que a ti, Coral, pero no hice nada, no se en qué se me fueron mis vacaciones, me pasó de todo, me dio una gripe tremenda, y no me dieron ganas de hacer nada de lo programado… y regresé igual de cansada, tengo una hipótesis, nos están “robando” nuestra energía, lo único que no se, es quién y cómo. No es normal que todos estemos siempre sin energía.
Coral
Pero no es un robo, Ruth, yo creo que están viniendo extraterrestres y se están llevando nuestra energía.
Quique
Yo creo que algo nos ponen en los alimentos, o por vía auditiva, o visual, que nos programan para no tener energía.
Augusto
¡Mejor callense, estamos en el Congreso Internacional de Energía, a nivel científico!, y ustedes salen con eso, no nos vayan a escuchar los congresistas. Lo que pasa es que los nutrientes de la tierra están degradados; al agua le han quitado los minerales; con tantas horas de oficina no estamos expuestos al sol o al aire casi puro; con tantas actividades en nuestros trabajos y vidas, no tenemos tiempo de recuperarnos. El ejercicio ayuda, todos aquí lo hacemos, pero es algo más complejo.
Coral
¡Cuál complejo, Augusto!, ya ni los niños pequeños tienen tanta energía como antes. Sólo quieren estar pegados a sus tablets, no se ponen a correr, o hacer juegos físicos. Para mí es un misterio, sin resolver. Yo quisiera funcionar sin una taza de café en la mañana –Los cinco ascienten con la cabeza.
Roger
Yo creo que hay que dejar que nuestro organismo descanse, trabaje, ría, llore a su ritmo; también que, reconozcamos nuestra capacidad de trabajo, sepamos manejar el estrés y utilicemos nuestro descanso en descansar; pero creo, que ahora nadie sabe descansar.
Quique
Miren lo que escribió Leticia el martes en la Revista Página en Blanco, es sobre la energía, se llama: Se me está acabando la energía
Cómo desvestir mi piel de esta parafernalia para quedar al rojo vivo.
El sustrato en el cual estoy contenida no me deja pensar con claridad.
Quisisera decodificar las instrucciones para aumentar mi energía.
Pero, se interpone mi cotidianidad, puntual, inexpresiva y autista.

No se de dónde sacar la energía para evolucionar más rápido.
Transité por senderos de lo alternativo, lo alopático y lo gracioso.
Probé lo que produce la tierra, los comerciales y los chistes… todo está sediento de energía.
¡Qué vamos hacer si contagiamos a nuestro planeta!

¡Desfallezco!, necesito enlaces que me enseñen a sacar energía de mí.
Ofresco toda mi herencia por un frasco de energía pura para mi ser.
¡Auxilio!, que alguien me ayude. ¡Busco la fuente de la energía!
“Dios, yo te busco, sed de ti tiene mi alma, en pos de ti languidece mi carne, cual tierra seca, agotada, sin agua.”
Augusto
Mmm, muy interesante, pero ya tenemos que entrar, vamos a seguir escuchando sobre la obtención de energías en nuestro planeta en el futuro. Déjenme llevar otro cafecito.