Proyecciones (2)

II

Tornados

Una noche sepia.

Violeta, el primer regalo;

sobre un lienzo oscuro,  

el segundo presente,

más profundo que el cotidiano,

se iluminó el espíritu

pronto, de súbito,

un sinfín de prismas dibujó la unión,

en el lienzo se creó otra vida,

experimentación,

renacimiento del pasado pictórico

de la infancia llena de luces,

de un rítmico verde

vals de la creación.

Un amarilo casi blanco cubría la habitación

llenó su mirada… El tercer presente.