Para un extraño

A la luz de las candilejas  tu extraña figura sorprendía pupilas,

tu cabello descubrió recuerdos de encantos perdidos que un día tuve,

tu camisa de héroes intimidaba  mi alma, tu mirada inocente arrancó el velo de mi imaginación absorta

a la llama gastada de un cigarrillo de perlas incendiabas monedas y  momentos

caminaban  las voces por el  teatro  y  al cálido encuentro de un himno tropezaron nuestros ojos más de cinco veces

detrás de las mamparas volaban  lúciernagas de sonidos

y mis esferas de amor explotaban  intrigadas de pasión por un beso imaginario,

mi mirada  hambrienta te devoró más de siete veces fingiendo sueño y frío.

 

Milagros, diamantinas de tu bolsillo emergieron, el reloj dio las nueve,

el telón rodó como un corazón exiliado , te levantaste  buscando la salida

yo estaba  congelada en el tiempo de un latido

mi mano se levantó para despedirte, como  un sueño o un presagio,

mientras la canción Hey Jude  dejaba una caricia en mi oído desnudo.