Nocturno de neón

Conejos de luces grises, danzantes,

en rincones, callejones, aúllan,

frío el color neón.

Sueños quemados en el tabaquismo,

seducción, viles colores oscuros,

polvo lunar en líneas.

 

Dichosos los hombres que son nocturnos,

viven de los elixires etílicos,

comen noches, eternos.

Viajeros espaciales, se recargan

en almacenes de esencia, de tiempo,

celebran infinitos.

 

Los matará el primer rayo solar,

sus estrellas desaparecerán,

no serán más recuerdos,

mutarán hasta volverse en olvido,

inmortales para siempre en su reino,

la tierra de la infamia.