Muerteísta

¿Alguien sabe qué pasó?

¿un secuestro, un asesinato,

el saldo de cuentas de la vida

o la muerte decidió retirarse del oficio?

 

En el mundo impera el caos

los pobres en su agonía

de trabajar y endeudarse hasta la eternidad.

 

Los obreros explotados,

interminables sus horas laborales

¡no hay ningún pretexto ya!

sin descansos, ni horas de comida.

 

Ya no se practica el asesinato

la gente simplemente desaparece;

hay miles con pies de concreto en el fondo del  mar,

otros olvidados en contenedores de carga,

unos están enterrados en cajas de metal

y los millones restantes la muerte lo sabe.

 

Las religiones están en banca rota,

nadie le da importancia

a sus mercancías del apocalipsis,

de la reencarnación y de la vida siguiente.

 

Los suicidas formaron un gremio,

se dieron a la tarea de buscar la tan anhelada muerte,

probando todo lo que solía ser letal,

pero fue en vano, ninguno logró morir.

 

Un tipo juró ver a la muerte,

la cual le prometió regresar y matar a los elegidos.

Así fue como se formó el culto y la religión.