Mi lógica

Ya no me quedan reservas de  asombro.

Mi lógica se estrelló contra la risa silenciosa de la indiferencia.

Un montón de cosas que no entiendo se están apilando en mi recámara, ya no quepo en ella.

 

Veo,  seres amortiguando los golpes del destino con rajaduras en la panza.

Capto,  gotas de Inminencia formando  los límites de la piel juvenil.

Observo, figuritas de existencialismo como protectores de pantalla de los móviles de moda.

 

Las mentes juveniles no quieren tener tiempo para cosas trascendentales.

Las mentes adultas no tienen tiempo para cosas trascendentales.

Las mentes seniles  ya no tienen ganas de tener tiempo para cosas trascendentales.

 

La evolución del ser humano caducó, ahora es extracción e inserción.

Se extrajo de la persona a la persona y se insertó el hedonista.

No hay cicatrices por fuera, seguimos pareciendo igual que antes.

 

Necesito trasplante de lógica para seguir viviendo.

Necesito trasplante de lógica para convivir con aquellos que tienen otras lógicas:  indiferentes, ególatras,  suicidas.

Necesito trasplante de mi lógica, por la del amor.