La Llamada

“Entonces Dios dijo: hagase la luz y la luz se hizo
Dios vio que la luz era buena y separó la luz de las tinieblas”
Toc- toc,
oigo un chirrido de puertas y presiento
que es la sombra de la lluvia,
espera afuera.
Toc- toc,
¿Será la luz de los faroles que entran tenues en la alcoba de la luna?
Toc toc ¡ Que insistencia!
¿Será la pasarela de almas? desfilando
frente a la mirada de los árboles tras sus antifaces de hojas,
donde las hormigas esperan su ración de espectros en el fondo de la tierra.
Toc toc ¡No abriré!
¿Que tal si es Júpiter con una rosa de rayos
o Plutón con un estocada de nieve ?
Será Saturno con su anillo de matrimonio,
con sus gases pestilentes o la flecha de Sagitario
sedienta de alientos?
Toc- toc ¡ Ya basta !
tiemblan mis pupílas en un suspiro se retuercen en la oscuridad
Toc- toc ¡Seguiran llamando!
no saldré de mi limbo
construido de rubís y fósiles del camino,
de pétalos carbonizados en los búcaros de mis ensueños,
no saldré a ver esa luz de dudosa claridad que incinera especies ante los anteojos del sol.
Me hundiré en mi niebla,
en mi sacrificio construido por las cucarachas
que a diario abren hoyos en mi corazón,
interminable construcción que hospeda a otros insectos que pueblan y  edifican su imperio adentro de mi                                                                                                                                                                                                    piel.

Siento en mis sueños sus sueños y
arrastrar sus patas en el cansancio,
poniendo un huevo sobre otro.
Toc- toc ¿ Quién es?
tu voz se impone a las sombras,
se detiene el trabajo en las tinieblas,
una canción empieza a latir,
Tu voz traspasa la puerta, inrrumpe con su tropa de células a construir su templo
¡Detente, no te atrevas!
Tocas los dedos de mis pies, entras y se derrumba todo,
Se hace el sonido de la luz, nace el ruido del mar, emerge adentro el silencio.
¡Y en las afueras las cucarachas crean la humanidad!