Investigación por mi cuenta

Plagas de paradigmas están acabando con las cosechas, sistema inmunológico y la autonomía de los habitantes de este planeta.

Empecé mi investigación de esta infestación. Quise ir a la fábrica de paradigmas. Pero el acceso es restringido…

He visto muchas Series de televisión en las que descubren fábricas clandestinas de drogas, armas, virus; pero ninguno que busquen lugares donde hagan paradigmas adulterados, no naturales, que tienden a incomunicar, rebelarse, o someterse.

No encontré ni un canal del YouTube que hable de “Los 10 lugares más secretos en donde se produzcan cosas como estas.”

Entrevisté a uno que otro extraterrestre. Me dijeron que ellos, con esto no se meten, solo vienen por los recursos naturales de nuestro planeta; bueno, eso me dijeron.

En mi investigación por YouTube descubrí que alguien hizo un aparato electrónico de última generación para que, con ciertos rayos “ultra rojos e infra violetas” se viera cómo van cayendo los paradigmas adulterados en las mentes de los niños, jóvenes y personas vulnerables. Pero, no lo pudo patentar… no le creyeron; no lo pudo vender ni en la Deep web… a nadie le interesó; ahora, el inventor, vende paletas heladas en su camionetita; y su canal tuvo tantas fallas en la red que no es posible accesar al él.

¡Qué, nadie de la población se ha cuestionado esto! ¡Ah, es que le llamamos evolución del pensamiento! “Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse.”

Mejor investigo otra cosa… ¿Qué es lo que más le gusta a la población: comida dulce o lo salada?