International Space Station

Reporte del 24 de marzo de 2015

Se observó al planeta muy triste, con rasgos sensibles de depresión, su aspecto se le ve gris, ningún aparato registró reacción alguna con el último eclipse, como en las ocasiones anteriores; la variedad de los trinos de los pájaros sigue descendiendo en un punto porcentual cada semana, y los colores de las flores están bajando de intensidad.

La dimensión de su circunferencia ha aumentado un 2% respecto a la medición anterior, es el mismo porcentaje de aumento de comida chatarra en el planeta.

Los niveles de evolución están muy altos, pero han descendido los niveles de moralidad, solo comparables con Sodoma y Gomorra

Se han encontrado cada vez más reportes de desobediencia a la Madre Naturaleza; van en aumento los tsunamis, sequías, heladas.

Los niveles de stress se registran altos, a pesar de que la red le da cosquillas por toda su esfera.

El resultado que arroja  las mediciones hoy es de un planeta indiferente, hiperactivo, de atención dispersa.

La hipótesis que se plantea es que ha sido contagiado. Lo único que no se ha determinado es, ¿por quién?

Los comentarios están cerrados