Hibernación de Morfeo

Ahora duermen mis sueños gigantes frente al monte Parnaso

La semilla  de sus  ojos está cautiva en la nieve,

el día que despierte al hielo y   la  antigua lluvia recoga su corazón chorreante

sus  pasos de  ramas recordarán el mundo al subir  los escalones de la lira

y en el umbral de sus voces

de la hiedra la lengua del profeta será ausente.