Herramienta de Escritura #2: Usa Verbos Fuertes

Estimado lector.
Verbos fuertes crean acción, ahorran palabras y revelan a los personajes.  Esta es la segunda entrega de las 50 Herramientas Que Pueden Mejorar Tu Escritura. En esta ocasión vamos a hablar de la herramienta #2: Usar verbos en su forma más fuerte.

Roy Peter Clark nos señala en esta parte de su libro a Ian Fleming

Retrato de Ian Fleming
Retrato del autor Ian Fleming creador del agente 007, James Bond.

autor del libro “Desde Rusia Con Amor”,  libro favorito del presidente John F. Kennedy en el cual se narran las aventuras del agente 007 James Bond.

El poder de la prosa de Fleming según Roy fluye del uso de verbos activos. Frase por frase, página por página, el agente secreto  de  Inglaterra, sus hermosas escorts, o sus villanos desempeñan la acción del verbo.

Bond subió algunas escaleras y abrió la puerta y la cerró y la aseguró detrás de él. La luz de la luna se filtraba por las cortinas. Caminó a a través de su dormitorio y prendió las luces rosáceas en la tabla de vestir. Se desnudó y fue al baño y permaneció ahí unos minutos bajo la ducha… Limpió sus dientes, hizo gárgaras con un frío buche de agua y pasta dental para deshacerse del sabor del día y apagó la luz del baño y regresó a la habitación.

Bond hizo a un lado una cortina y abrió por completo las altas ventanas  y permaneció ahí sosteniendo las cortinas abiertas, mirando la gran curva de boomerang  del agua bajo la luna cabalgante. La brisa nocturna se sentía maravillosamente fría en su cuerpo desnudo. Miró su reloj.  Decía las dos en punto.

Bond dió un bostezo estremecedor. Dejó caer las cortinas en su lugar. Se inclinó para apagar las luces de la mesa de vestir. De repente  se endureció y su corazón  perdió un latido.

Había una risa nerviosa proveniente de las sombras en la parte trasera del cuarto. Una voz de niña dijo, “Pobre Míster Bond. Debes estar cansado. Ven a la cama.”

Estos párrafos de Fleming están cargados  de verbos en su forma activa. Ya lo había dicho su paisano George Orwell, “jamás uses el pasivo cuando puedes usar el activo.”

El señor Orwell, dejó escrito un libro llamado la política y el idioma inglés el cual considero se aplica a cualquier idioma. En este libro Orwell describe la relación entre el abuso del lenguaje y el abuso de la política y revela cómo funcionarios y líderes corruptos usan la voz pasiva para oscurecer verdades que no pueden ser reveladas y   encubrir sus responsabilidades.  Ellos dicen: “Después de que el reporte ha sido revisado debe admitirse que errores fueron hechos”, en lugar de, “leí el reporte, y yo admito que yo cometí un error.”

Usar  los verbos en tiempo presente es una estrategia que genera un sentido de inmediatez en la experiencia de lectura, cómo si estuviéramos ahí mismo sentados junto a la víctima, el villano ó el protagonista, en este caso, Míster Bond.

 Bond da un bostezo estremecedor. Deja caer las cortinas en su lugar. Se inclina para apagar las luces de la mesa de vestir. De repente  se endurece y su corazón  pierde un latido.

Escucha una risa nerviosa proveniente de las sombras en la parte trasera del cuarto. Una voz de niña diciendo, “Pobre Míster Bond. Debes estar cansado. Ven a la cama.”

También Roy nos dice que hay que evitar verbos compuestos y verbos calificadores para evitar la prosa común:

• En cierto modo

• Tiende a

• Un poco, más o menos

• Debe tener

• Parece que

• Podría tener, ser, parecer, etc.

• Soler

 

La tarea que Roy Clark deja con esta herramienta es:

1. Revisar tres textos propios y marcar los verbos con un lápiz. En los márgenes mencionar a que categoría pertenece cada verbo. Los verbos se pueden dividir en tres categorías: activo, pasivo y en las formas del verbo ser.

2. Descubrir oportunidades para convertir verbos pasivos o del verbo ser o estar en la forma activa. Por ejemplo, “Era su opinión que…” se vuelve ” Ella opinó…”

3. En textos propios y en el periódico buscar verbos compuestos y calificadores y ver que pasa cuando los cortas del texto.

4. Leer “La política y el lenguaje inglés” de George Orwell. Poner atención cuando los políticos  u otros líderes usen la voz pasiva para evitar responsabilidades por errores cometidos.

Pues bien estimado lector, espero que hayas disfrutado tanto como yo de leer y comentar esta herramienta. Ahora te dejo por que voy a ponerla en práctica en mis thrillers. Excelente inicio de semana y hasta la próxima entrega. AAmante

Los comentarios están cerrados