¡Ganó México!

¡Ganó México!

Y ganó por mucho, desde hace ya varios años, estos mexicanos haciendo magia, realmente cabrones, pues hacen de las ilusiones algo real.

Es tan increíble como el mexicano se sienta durante dos horas a ver partidos, para nada agrandando la panza, con su playera puesta con el número de su jugador favorito, como si esa ilusión mexicana llamada “Patria” existiera, como si de verdad se sintiesen mexicanos. Ya no es ni Miguel Hidalgo y Costilla ni Pancho Villa, son 22 jugadores bien buenotes quienes dan a estos mexicanos una identidad efímera, que pasa al borde de dos horas o cada año el 16 de Septiembre como pretexto de borrachera y nada más.

Mexicanos, pobres mexicanos, y no hablaré de las legislaciones, de la reforma energética o de lo que hacen un grupo de políticos oligarcas allá en esa Cámara mientras estos mexicanos ven un partido, pues ya está choteado, hablaré de lo que hacen estos mexicanos “apoyando” a su selección, de lo que no son y de lo que quieren ser,  estos mexicanos que por los siguientes 4 años no serán más mexicanos, estos que se enojan si no detuvieron el balón o no pasaron la pelota, estos mexicanos que lloran si el árbitro es injusto, mientras, ante la verdadera injusticia actúan indiferentes, estos mexicanos que pueden gastar miles de pesos que no tienen  en una televisión de 55 pulgadas para ver sus partidos, benditos créditos, benditas deudas, estos mexicanos que antes de comprar un libro que bien hace falta, compran las chelas y las televisiones, porque eso sí, si juega el México tiene que ser en jai definishon.

Pareciera que este deporte llena un vacío existencial en el pesar colectivo, un vacío de vergüenza, pereza, y nuevamente indiferencia, un vacío cavado por nosotros mismos, un vacío histórico, de auto rechazo, el fútbol es como la paleta de dulce al niño regañado, como los milagros a la enfermedad, pareciera incluso para estos mexicanos, ser una flor en medio del fango, y sí, estoy hablando del mundial, fútbol hay todo el año, existen mil y un campeonatos durante todas las temporadas, pero la Copa del Mundo es un evento en el que se evidencia la falsedad, la hipocresía, de estos mexicanos que reniegan del reboso y el nopal.

El gusto por el fútbol existe en todas partes del mundo, por eso hay algo llamado mundial, sin embargo en las diferentes sociedades el impacto es diferente, México, pobre México, es tan triste ver como el fútbol aquí es cegador, es, vuelvo a repetir, la capacidad del mexicano para hacer de las ilusiones algo real, y por eso… Ganó México (por dos horas).

PD: Que guapos son los brasileños

PD2: Si se sienten aludidos… cada quien se siente como quiere

PD3: nO Zze as3kKtan rEplikKazzZ

PD4: No soy escritor, no soy analista, no soy Dios (aunque pudiera parecer)… Solo digo lo que se me hincha (punto). Y sí, me caga el fútbol.

Imagen por el máster Conejo Muerto

http://www.conejopepitoguarro.blogspot.mx/

Viñeta Conejo Muerto