EXPLOSIÓN TECALI 23 Y 24

LA VENGANZA DE LUIS

insectos

Luis sudaba miedo y nerviosismo cada que hacía el recorrido de su casa a la escuela todos los días, esto se debía a que José, un vecino regordete y grande lo interceptaba cuando pasaba por su casa y le acompañaba hasta llegar a su destino, la escuela.

Durante el camino lo amenazaba y pegaba para que le diera su poco dinero y su lunch entonce, José antes de entrar a su salón de clases ya se había devorado el exquisito lunch de Luis.

Un buen día llego al vecindario una niña que al paso de los días se les unió en su recorrido a la escuela, ella recolectaba toda clase de insectos para acompañar su lunch, motivo por el cual José no le quitaba su almuerzo, en el recreo se aislaba para comer, y observaba como Luis era victima del abuso de José.

Un día muy temprano esta vecina fue a buscar a Luis a su casa para ir a la escuela y le pidió intercambiar su lunch antes de llegar donde José se les unía, todos llegaron a la escuela e hicieron su rutina diaria, solo que hoy fue diferente pues el almuerzo de José fue una torta preparada con sapos y gusanos con aderezo y lechuga, y por malteada agua endulzada con gorgojos.

José era tan tragón que  Luis se le acerco para decirle que la vecina  había  cambiado su lunch por el de ella, entonces José decidió abandonar la escuela.

RACATADLAN

viboraEsta era una niña que vivía sola a las afueras del pueblo de Tecalí, pues sola atendía su casita y acomodaba su ropa pues le gustaba ser muy ordenada y cuidadosa.

cierto día que Racatadlan llego a la escuela mas temprano que de costumbre, se sentó en las escaleras viendo venir a su compañero Eduardo, un niño machista y grosero empezó a alburearla y sobajar la porque sobresalía en clases y no con eso le puso una lagartija sobre su falda al momento que se alejo carcajeándose de ella al sonar el timbre de entrada a clase.

Al otro dia Racatadlan llego mas temprano a la escuela y busco en el jaguey cerca a la escuela una víbora de agua y la llevo en una bolsa, se sentó a esperar la llegada de este niño, quien llego corriendo y al ver a Racatadlan llamo a sus amigos para molestarla pero apenas se habían acercado a ella para molestarla cuando ella le aventó la víbora a sus manos de Eduardo diciéndole que a ver como veía ese regalito, asustado Eduardo se orino en los pantalones a vista de todos quienes se rieron del que se hacia llamar muy macho y Racatadlan no volvio a ser molestada por ninguno de sus compañeros.