Experiencias con olor a mí

Unidad anestesiada en las fauces de la tolerancia.

 Ardides introspectivos, usureros de quedar bien.

 Despliegue de plumajes coloridos a favor de mis argumentos.  

Ceguera temporal auto hilvanada en cualquier conversación molesta.

Experiencias de vida ergonómicas para unos y espinosas, escurridizas para otros. 

Experiencias de cada uno que crean su propio lenguaje en diminutivos y aumentativos.  

Experiencias filtradas por mis propias experiencias ad intra.  

Experiencias con olor a mí…

Visiones múltiples, enclaustradas en hechos repetidos según el método científico que no nos dicen nada.

Entierros no de cuerpos, sino de experiencias básicas, medias y avanzadas. 

Quisiera llenar un álbum con las experiencias de cada uno… sin hacer ningún comentario.

 “No juzguéis, para que no seáis juzgados.”