El problema de Dios

Seres humanos creados con conciencia, a su imagen, pero con libertad,  Dios sabía los riesgos de esta decisión .

Sabía que habría hombres ateos que no lo irían a buscar a sus templos, por eso se salió de ellos y se fue a caminar.

Se puso en la belleza de un bosque, en la cima de una montaña, en la ternura de un bebé, en el amor apasionado de una pareja. Pero habría seres humanos que no lo captarían ahí.

Se metió,   en la música vibrante, en la poesía etérea,  en un descubrimiento científico, en la medalla de un campeón, ni así lo reconocieron.

Por último, se colocó en la muerte de un ser querido, en una enfermedad dolorosa, en una discapacidad expuesta, en un fracaso letal, no sirvió de nada.

Entonces, se puso  en los densos microsegundos  de vida del   suicida, Así resolvió su problema.