EL MAGO

Te veo entre la luces acariciando las notas
Repitiendo una vez más la imágenes de aquel diciembre,
Bailando entre los muertos
Yann mi querido Yann
El increíblemente impredecible Tiersen
Has forjado con tus notas lo más profundo de mi humanidad
Susúrrame otra vez que todo es posible y
Que la muerte en tus manos no existe
Cuéntame la historia del hombre que colgó los brazos
Y conoció el infinito en una canción
Dile al violín que hable de la desdicha de los mortales
Que grite, que enfurezca y retumbe el eco de sus notas.
Acompáñame en las avenidas cuando todos se hayan ido
Cuando la batería deje de tocar y la guitarra calle
Acuérdate de mí.
En un beso lejano, en el eco, en el silencio
Ahí estas tú.