El Diccionario del Diablo Ico-Imb

Icor, s. Mineral presente en vez de sangre en los cuerpos de los dioses y que los hace inmortales. Se dice que cuando los dioses son heridos, este icor es veneno que fulmina a todo mortal con el que entra en contacto. Homero lo describe en la Iliada (v.339–342):

Brotó la sangre divina, o por mejor decir,
el icor; que tal es lo que tienen los bienaventurados dioses,
pues no comen pan ni beben vino negro,
y por esto carecen de sangre y son llamados inmortales.

Idiota, s. Miembro de una larga y poderosa tribu cuya influencia en los asuntos de la humanidad ha sido siempre dominante y controladora. La actividad del Idiota no se limita a ningún campo especial de pensamiento o acción, sino que “permea y regula el todo”. Siempre tiene la última palabra; su decisión es inapelable. Establece las modas de la opinión y el gusto, dicta las limitaciones del discurso, y fija las normas de la conducta. Lo millonario no quita lo idiota, si no que tiende a exacerbarlo. Ejemplo: Donald Trump.

Idolo, s . Una imagen que representa simbólicamente un objeto de culto. Aunque algunos ídolos son muy feos para ser divinos hay quienes adoran ídolos espantosos. Los honores pagados a los ídolos están justamente en desuso, porque el humano sabe que nada con una cabeza puede ser omnisciente , nada con una mano omnipotente y nada con un cuerpo omnipresente. Ninguna deidad podría llenar cualquiera de nuestros requisitos si se le enfrenta con la existencia.

Idólatra, s. Aquel que profesa una religión en la que no creemos, con un simbolismo diferente al que conocemos. Una persona que piensa más en una imagen sobre un altar, que en una imagen sobre un billete.

Ignis Fatuus, s. Amor

Ignorante, s. Persona desprovista de los conocimientos que tu posees, y con otros conocimientos de los que careces. Einstein lo puso de una mejor manera: Todos somos ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

Ilustre, adj. Favorablemente puesto para recibir los cañonazos de la malicia, la envidia y la calumnia.

Imaginación, s. Bodega de mercaderías de la que son dueños tanto poetas como mentirosos.

“El Poeta es un mentiroso que siempre habla la verdad” – Jean Cocteau

Imbecilidad, s. Tipo de inspiración divina o fuego sagrado que afecta a los detractores de este diccionario y a millonarios idiotas  que buscan la presidencia de sus países. Ejemplo: Donal Trump.

 

Los comentarios están cerrados