Día de suerte

A cielo,

que tenga un excelente comienzo de año

El sol se esconde temprano

las sombras de la calle desaparecen de a poco,

una suave brisa cae sin apuro

siembra vida en la tierra,

regala el delicado aroma de la creación.

Velas encendidas desde horas atrás

dibujan formas caprichosas en el suelo,

apenas iluminan el interior de este cuarto,

frágil luz que acompaña mis recuerdos.

A solas, mi ser en el piso, me pregunto:

si ya he dibujado tus ojos,

si tu boca la sé de memoria

si tus lágrimas aún están en mi pecho,

¿cómo podré hacer un nuevo dibujo?

Si tu espalda se quedó en mi tacto,

si vago entre tus piernas con solo cerrar los ojos…

Si en mi lengua guardo tu sabor;

dime,  ¿cómo puedo trazar nuevos horizontes?

¿Cómo cartografío otro cuerpo?

Hoy, de nuevo, tienes suerte,

celebras bajo la lluvia;

sí, tienes suerte,

te llevo en cada gota que toca mi cuerpo…

DSC_1073