Destilando Lo Divino

Lengua relámpago, relames tus colmillos de leche

Descubres tu cuello y presa soy de tu aroma

que se conjuga con los movimientos de un ritmo

que despierta la tierra

El subir y bajar de ese ritual, en el que uno muere y nace

como el rescoldo de una sensación que se propaga por el cuerpo

Despierta la piel,  corre más fuerte la sangre

Y al palpitar del ritual, se destilan gotas de lo divino