CORAZÓN DE PLUMAS

El mundo a mi alrededor se mueve rápido
poco a poco aprendo a palpitar lento,
miro cómo se agitan en su burbuja de metal los hombres,
cómo se golpean contra las paredes locos por salir hacia sus propias nubes,
como se despluman y pierden el canto,
al menos yo aprendí desde hace mucho
a mirar e interpretar el mundo a rayas,
lo único que me entristece es que soy un manojo de plumas
en una esfera dentro de otra esfera,
es un juego viejo de escondidas
del que perdimos el castigo, el premio y la salida.