Continuidad

Adán recibió un mandato
de un árbol apetitoso
no harás de él tu bocado

Apagó la inicial ley oída
“Seréis como los dioses”
la inmortalidad fue detenida

Búsqueda de quien pagara
ofensa de corte infinito,
moneda humana no bastaba

Lo que quiere Yahveh lo hace.
Lo imposible es para el hombre
posible para Él por sus ases

Querer y hacer del Sebaot
se vio circundado en unidad
y el Espíritu entró con su efusión

Fiat de la Madre y la Trinidad,
igual el querer paterno y filial,
intocable la humana libertad.

Rondó la salvación deseada,
viró sobre el querer creado,
la continuidad fue acreditada.