Annabel Lee

Hace muchos años, hace muchas vidas
en una triste ciudad junto al mar vivía
una hermosa muchacha de ojos color gris
bautizada por los dioses como Annabel Lee

Yo no era nada, poco más que un perro
ella, mi musa, un arcángel de hielo
pero me amó con un amor más ardiente que el amor
y por eso el Cielo nos celaba a los dos

Una noche terrible, una noche de abril
sopló en nuestro mundo un cierzo febril
cuando mi dulce amada se quitó la vida
adornando mis días con dolor y distimia

Bajaron sus padres, el sol y la luna
su cuerpo llevaron a dar sepultura
y ahora, por siempre, bajo un mar turquí
descansan los huesos de Annabel Lee

Fue hace muchos años, hace muchas vidas
pero su cálido nombre en mi pecho aún vibra
y todas las noches sueño con aquella ciudad junto al mar
con aquella muchacha que nunca podré olvidar

Una hermosa muchacha de ojos color gris
mi pálida estrella, mi Annabel Lee